ofrenda


La señora que me precedía esta mañana en la cola del pan estaba indignada ¿Qué esperaban? decía. El que trata de juzgar a los fascistas en el banquillo de acusados, la corrupción en el tuétano del sistema, periódicos cerrados a golpe de torturas, más de cuatro millones de parados y los bancos con beneficios… ¡Ya está bien, hombre!
La señora no ha conseguido contener las lágrimas, si es que tenía que pasar: la Tercera está aquí.
Justo en ese momento se ha acercado el charcutero, que dada de la alegría colectiva que se ha desatado por la proclamación de La Tercera República venía a la sección del pan para hacerse con unos pastelitos para celebrar el acontecimiento.
“Nos han dicho que lo primero que van a hacer, ahora que se ha aprobado la nueva Constitución, es una reforma laboral, pero pensando en los trabajadores y trabajadoras. Que garantice verdaderamente nuestros derechos y no los de la patronal”
¡Por fin! Ha dicho otro señor con aspecto gris, después de tantos años llega…
¡Mamá, mamá! ¿Qué es la República?, me ha preguntado mi pequeño.
Pues un sitio en el que la gente elige en igualdad de oportunidades quien les representa, le contesto. La nuestra, mi amor, es la socialista, la de los trabajadores y trabajadoras, la de la democracia participativa…
En ese momento alguien ha gritado: “todo el mundo al Ayuntamiento ¡Arriemos la bandera tricolor ¡Cantemos el Himno de Riego!”
He salido a la calle y aunque la mañana ha salido gris y opaca olía a desahogo.
Entre todos y todas (viul, Hugo, Fernando, Pedro Mellado, Cero y muchos más) hemos hecho una ofrenda de amapolas rojas, de girasoles amarillos y de pequeñas violetas moradas.

4 comentarios:

  1. Inés dijo...

    !Enhorabuena, Sira, preciosa fantasía republicana! (¡qué derroche de creatividad hoy en IloveIU!).
    Salú y república!  

  2. Anónimo dijo...

    oiga, qué mal informada esa señora d la cola del pan: explíquele que el que ahora va de víctima es el que entrulla inocentes y cierra lo que se le pone por delante a golpe de tortura. vamos, un cazador cazado con su propia escopeta, que como todo el mundo sabe las carga la monarquía.

    mitxel  

  3. Anónimo dijo...

    Y es que a todo gorrino le llega su san txomin... Perdón quise decir Martín .
    Otilio.  

  4. sira dijo...

    Conste querido Mitxel, que sólo me refería a la faceta de Garzón relacionada con los crímenes del fascismo franquista.
    Sus intervenciones estelares en otros casos darían para mucho.

    Salud