Como muchos compañeros y compañeras. Os cuento como lo he visto.
Mucha expectación, cierta emoción y euforia, pero contenida. Nos miramos alucinados y alucinadas al rato de empezar porque aquello se llenaba y se llenó, hasta arriba se llenó.
La contención lógica, aquí están los mimbres y ahora toca tejer y ya sabemos que no siempre es fácil. A veces se nos escapa algún punto y la fila sale torcida.
Luego el acto un poco largo, pero con muy buena onda.
Destacar, destacaría a Rafael Reig, para mi el mejor, el que mejor sintetizó lo que debe ser nuestra actitud y nuestra acción. Los movimientos sociales algo críticos, como es lógico, pero yo diría que también aliviados y los compañeros y compañeras de IU pues para todos los gustos. Quizá hacer un reconocimiento al esfuerzo que han hecho algunos por participar, con aportaciones positivas, aunque inicialmente dudaran de este proceso.
Pero desde luego me quedo con Enrique Santiago, que es el alma de esto. En definitiva, es quien ha luchado desde lejos para que el acto del sábado saliera adelante y quien ha conseguido que todas y todos pensemos que la refundación es el único camino posible para la izquierda transformadora.

4 comentarios:

  1. ceronegativo dijo...

    La intervención de Rafael Reig (genial) la podéis ver en el blog de Rafa. http://cerosalaizquierda.blogspot.com/2009/11/refundacion-rafael-reig.html

    un besote Sira, nos vemos  

  2. A bloguear dijo...

    Increible Rafa Reig.
    Hoy queda un día menos para que ese hombre sea el coordinador de iu.  

  3. Luis Trocóniz dijo...

    Pues sí Sira, a mí también me pareció la intervención de Rafael Reig de lo mejor del acto. También me gustó el profesor de universidad que no recuerdo su nombre. Es hora de quitarse la hojarasca de encima y articular un discurso nítido ambicioso, sin cálculos electoralistas que al final no llevan a ningún sitio. Como dijo Rafael, los comunistas fuera del armario. Besos. Luis  

  4. lenguadebrujo dijo...

    Soy de la misma opinión en torno a la intervención de Rafael Reig, yo también estuve en el acto de refundación.

    Hay quien habla de lo que no le gusto, de que quiere que se hable de lo suyo, sin ni siquiera haber estado y se permite el lujo de opinar, haciendo de su opinión la disputa más interiorista que se haya visto en muhco tiempo.