anticomunistas

Hay varias formas de identificar a los anticomunistas. Así de primeras conviene matizar para que aquellos que no lo son no se sientan aludidos.
Uno de los rasgos más característicos es su absoluta intolerancia, pero hay que prestar atención porque la camuflan bajo una fina capa de exaltación a las libertades individuales. Desde sus atalayas morales, esas que ellos administran y desde las que conceden el don de la sagacidad a quienes siguen a pies juntillas lo que el decálogo del neoconservadurismo ha impuesto, teorizan sobre falsas libertades y velan para que a nadie se le ocurra discrepar o salirse de la línea de lo que el oráculo de culto les ha marcado. Se lo aprendieron bien de chiquititos y administran la ideología rancia de la derecha como verdaderos maestros.
Pero no sólo son de derechas, de hecho muchos se autodenominan de izquierdas. Algunos son pseudointelectuales que velan por “garantizar” la democracia con sus plumas. Otros se camuflan cerca, muy cerquita de nosotros y se ponen la máscara de guardianes de la libertad.
Se llaman progresistas a si mismos y les encanta mirarse y escucharse. Y dicen que el color rojo huele a naftalina. Y se ponen muy, muy agresivos cuando escuchan a un comunista. Y muestran un profundo desprecio. Y se creen todo lo que la tele cuenta. Y están frustrados porque en fondo saben que trabajan para el amo, que tienen que obedecer y que deben disfrutar de la obediencia.
Y nos llaman trasnochados, porque hablamos un lenguaje antiguo, dicen. El suyo es posmoderno o neoliberal o socialdemócrata, o todos juntos.
Pero por encima de todo, los anticomunistas se distinguen por el olfato, huelen a odio y a rabia. Apestan a aburrimiento.

13 comentarios:

  1. SaRa eN La CiuDaD dijo...

    Menos mal que entre tanto griterío y confusión hay voces, como la tuya, que van abriendo ventanas entre tanta muralla intransigente. Porque no olemos a neftalina y somos tan antiguas, tan antiguos, como por lo menos el capitalismo. ¡Y con la que está cayendo parece que hasta más vigentes!  

  2. Anónimo dijo...

    es cierto que el anticomunismo existe, desde luego. Su mayor expresión histórica la constituyó el fascismo, lo que dice mucho en favor de los comunistas.

    Lo que ya me preocupa más es que alguien buscase anticomunistas allá donde no debe, es decir, al lado, pegadito y casi superpuesto a su propia ideología. Dentro de IU para entendernos.

    Porque, sin ir más lejos, uno puede hasta considerarse comunsita y, sin embargo, no poder ver al PCE ni en pintura. Los hay. Y los hay a los que el PCE les cae mal porque piensan -dejémonos si con más o menos razones- que el pce utiliza a IU como plataforma electoral pero solo le interesa en función delcontrol que puedan ejercer de ella.

    Y los hay -como yo mismo, no la engaño- que no le perdonamos al PCE una historia que está ahí, desde el mismísimo fin de la guerra civil a nuestros días, una historia que a mí me mueve a la ira, no tanto por los comunistas -a lso que cponsidero camaradas- como por la "institución".

    De la transición mejor no hablar: ¿por qué cree usted que recibió loa parabienes del stablishment, prensa incluida? ¿y por què cree usted que muchos comunistas nos decantamos por otras siglas comunistas?

    pues eso, que habría que matizar. Hay anticomunistas, así, en genérico. Y los hay anti-PCE, que no tienen por qué ser anticomunistas, y que pueden dividirse entre los que no apruban el comportamiento del PCE hoy, o los que no aprobamos el comportamiento histórico de esta "institución", prácticaemnte desde que se separó del psoe.

    pero eso no no convierte en anticomunistas, oiga, como mucho en anti-PCE, pero le juro que tampoco es mi caso, salvo cuando intentan darme lecciones de rojerío

    Uf, qué rollo. Disculpe.

    mitxel  

  3. Anónimo dijo...

    http://www.youtube.com/watch?v=OC2GGXC3nHA  

  4. rafa hortaleza dijo...

    muy buena la entrada. A ver si te prodigas más por tu blog que, aunque no es "inocente", me gusta. :-P  

  5. sira dijo...

    Sara: mil besos
    Mitxel: Entiendo sus matices. Por eso hablo de anticomunistas y no antiPCE. Creo que hay muchos comunistas fuera del PCE, así que nunca me atrevería a generalizar.
    De hecho jamás me siento incómoda cuando vierten críticas contra la dirección. Creo que nos ayudan a entender muchas cosas.
    El problema, para mi, es la visceralidad y la falta de pudor. Lo osada que es la ignorancia de algunos.
    Creo que debemos imrpimir esa vehemencia sólo cuando tenemos la certeza de que conocemos aquello de lo que hablamos...en fin, vaya rollo le estoy contando yo a usted ahora. Vamos, que agradezco su matiz.
    Anónimo: bonito regalo
    Rafa: otros mil besos  

  6. Anónimo dijo...

    Hay algunos que no perdonan lo del piolet  

  7. A bloguear dijo...

    Muy fien.

    Mañana te doy la enhorabuena en persona.


    Por cierto, me permito la osadia de felicitar a don Mitxel. Me ha gustado muchísimo su comentario.

    Y si algún día tiene a bien, me interesaría saber qué otras siglas defendió.  

  8. Anónimo dijo...

    mire viul.

    No, qué güevos, mira viul.

    Yo nunca he defendido siglas. Ni siquiera militando en ellas, como ahora mismo.

    Defiendo, como tú y todos los compañeros comunistas, ideas.

    Y también personas, las honradas, las que yo considero honradas, vamos, decir otra cosa sería falta de honradez.

    Si lo que querías preguntarme es qué votaba en aquello años, te podría decir que la sacrosanta constitución ampara el derecho a callarme la boca. Pero como sospecho que tú la sacrosanta te la pasas por el mismo arco que yo, te diré que votaba cosas casi innombrables, cosas que sabía de antemano que tenían menos oportunidades que un fajo de billetes a la puerta del PPSOE.

    Era yo joven, guapo y apuesto, cuando en la tele -en la pública, sí, no había otra, con la primera cadena y el UHF, pero oye, parece mentira la libertad de aquellos años- salió un tipo a cara descubierta con un AK-47 sobre la mesa, dando vivas a la república y diciendo que el rey se fuera a hacer gárgaras.

    Era del PCE (m-l), ya sabes, escisión de esa buena casa en la que estás tú, porque es una buena casa el PCE, lo sé perfectamente. Es más, yo al PCE solo se lo pongo a parir a un pecero , pero que no me venga ningún facha ni ningún sociatilla a hablarme mal de vosotros, que me parece pequeña su yugular para el bocao que tengo ganas de darle.

    Pues eso, que sabía que íbamos a hacer el ridículo, pero todo el mundo era de la UCD, del PSOE, uns pocos del PCE (bueno, los tuyos se creían que eran mayoría absoluta o la rozaban, pero qué quieres que te diga, eso es como la invasión de españa por el valle de Arán, lso análisis del PCE). Adem´´as, aquí teníamos al PNV (que en euskadi era "el partido"), luego estaban los otros de la ETA, con algunos de los cuales simpatizaba tanto como sospechaba que no iban a parar porque aquello era un "renacimiento" para la lucha armada, joer, que te exigían la mili hecha para entrar).

    En fin, pasaba el tiempo y frecuenté la sede del PCE,me fui de allí cuando se convergió con EE y Carrillo lo jodió todo -ya ves, hoy todos ellos en el psoe-, me fui de EE cuando a Bandrés le hicieron eurodiputado y comenzó a hablar de florecitas y pajarillos (hoy le suelo ver por ahí en una silla de ruedas, una pena, oye, todo). Cuando entré en EE me cabree enseguida (para variar), pues una cosa es que se dijese adios a las pipas y otra que se hicese de cualquier forma. La verdad, los batasuno y los milis tampoco ayudaba mucho, por lo que uno se encontraba solo.

    Me alejé. De todo. Escribí, viajé, las paseé putas, volví, me gustó IU, entré, pesé que EB debía hacer honor a sus siglas vascas, planteé la batalla, la gané a medias.

    Oye, ¿donde estaremos mañana?

    en la izqueirda, oye, en la izquierda, tan imbéciles como el primer día.

    Y sin atrevernos a pisar cunetas, que son camposantos.

    (y todo lo que yo te diga, siempre es verdad a medias)

    mitxel  

  9. Anónimo dijo...

    Muy buena entrada, a la que sin embargo habría que añadir, en respuesta al compañero del Censor de IloveIU, Mitxel, que muchos disfrazan de abnti-PCE su anticomunismo más miserable.
    Y lo dice un comunitsa que tampoco milita en el PCE pero que le parece que los herederos de Nueva Izquierda son rotundamente anti-comunistas al servicio del PSOE.  

  10. Anónimo dijo...

    Que blog tan pachuco y repetitivo, los identifica plenamente, la falta de genialidad. El Comunismo es decadencia en picada, peor que el capitalismo.  

  11. Anónimo dijo...

    Es la pura decadencia comunista en picada.  

  12. Zhatrax dijo...

    No entiendo muy bien vuestros comentarios. Han pasado 80 años desde que las teorias Marxistas se impusieron y la historia ha demostrado que sois igual que los Fascistas (represores, tiránicos, intolerantes,...). Por desgracia Fascismo y Comunismo viene a ser lo mismo aunque con distinto nombre. Lo triste es que enfrente, el Capitalismo no aporta nada. Habrá que luchar y conseguir nuevas ideas y postulados, los vuestros, y ya tenemos la base de la historia se han demostrado inútiles. Un saludo, y por favos mirar hacía delante, no os quedeís en 1918.  

  13. Anónimo dijo...

    Hay una forma más fácil de distinguirlos:

    ¿Cómo identificar a un comunista? Bueno, es alguien que lee a Marx y a Lenin.

    ¿Cómo identificar a un anti-comunista? Es alguien que entiende a Marx y a Lenin.